Actualizar KDE NEON 18.04 a 20.04 «Focal Fossa» (manualmente)

¿Eres usuario de KDE Neon? ¡Fantástico! Puede que te hayas encontrado con un pequeño problema al actualizar tu… “Fantástica y maravillosa distribución con KDE Plasma”… ¡No te preocupes! Karla al rescate. A veces el instalador automático da problemas y no te deja actualizar tu distribución. Aunque no es nada grave, nosotros podemos hacerlo manualmente siguiendo unos pasos muy sencillos.

Publicado el 8 de septiembre del 2020 a las 9:49 PM · 0 comentarios · 713 visitas

¿Eres usuario de KDE Neon? ¡Fantástico! Puede que te hayas encontrado con un pequeño problema al actualizar tu…

“Fantástica y maravillosa distribución con KDE Plasma”

¡No te preocupes! Karla al rescate. A veces el instalador automático da problemas y no te deja actualizar tu distribución.

Aunque no es nada grave, nosotros podemos hacerlo manualmente siguiendo unos pasos muy sencillos.

¿Has podido actualizar? ¿No?

Como seguramente ya sabrás KDE Neon se ha actualizado a la versión 20.04 LTS de Ubuntu.

Si ejecutamos en un terminal:

sudo lsb_release -a

Podremos consultar nuestra versión actual. ¿Estás aún en la 18.04? ¡Actualízate!

La actualización actualizará (valga la redundancia) la base de KDE Neon. Eso significa que en lugar de utilizar Ubuntu Bionic utilizará Ubuntu Focal Fossaaaaaaaaaaaaaa.

Es posible que en algún momento te haya aparecido un cartelito, una notificación, para actualizar a la versión 20.04 de Ubuntu.

Y entonces dices “Ah! Que bien, soy feliz, ahora puedo actualizar mi distribución”.

Al darle a “Upgrade”, al parecer todo va bien en un principio pero luego ¡bumba! el actualizador ha fallado.

Pero lo que yo te enseñaré ahora va a funcionar si o si.

Actualizar los paquetes

Cuando queremos actualizar por completo una distribución. ¡Lo primero! Necesitamos actualizar los paquetes que ya tenemos.

Para ello abrimos un terminal. ¡Todo poderoso! Y escribimos:

sudo apt update

Esto actualizará las listas de los repositorios y a continuación:

sudo apt full-upgrade

Finalmente, nos actualizará los paquetes.

Normalmente hay que armarse de paciencia, pues puede que tarde lo suyo, así que una infusión de té mientras hacemos esto nos puede ir bien.

Lo bueno es que podemos ir haciendo cosas mientras tanto.

Purga de Repositorios desfasados

Lo siguiente es actualizar las fuentes de software, para ello abrimos el gestor de ficheros y nos vamos de viaje a “/etc/apt/”.

Veréis que hay un archivo llamado “sources.list”.

Hacemos clic derecho y abrimos con KATE.

Habrá varias líneas, cambiamos “bionic” por “focal”. Eso lo repetiremos en cada una de las líneas.

Y cuando terminemos pulsamos en guardar y escribimos la contraseña.

¿Veis la carpeta donde pone sources.list.d? Pues entramos en esa carpeta… Seguramente ya te lo habías imaginado.

Veréis que hay varios ficheros. Iremos uno por uno, abriéndolo con KATE y cambiando “bionic” por “focal”.

¡Aunque! Cuidado con esto.

En esta carpeta puede haber repositorios que no sean compatibles con la actualización.

En ese caso, los que no lo sean habrá que purgarlos.

¿Y como sabes que no es compatible? Fácil.

Al abrir el archivo con KATE nos aparece una URL. (o varias de ellas)

Esta URL la abrimos en el navegador y veréis que aparece un directorio en el cual hay una carpeta llamada “dist”.

La abrimos.

Buscamos la carpeta llamada “focal”. Pero ¡Sorpresa! No está esa carpeta.

Eso significa que el repositorio no es compatible.

¿Como se purga un repositorio “malo”? Con ppa:purge.

Lo que haríamos es, en un terminal, instalar ppa-purge.

sudo apt install ppa-purge

Y ahora, que ya tenemos la herramienta, podemos proceder.

Para purgar un repositorio ejecutamos:

sudo ppa-purge ppa:nombre1/nombre2

Obvio, tendrás que cambiar “nombre1” y “nombre2” por los dos nombres que aparecen en la URL del repositorio en cuestión.

Esto borrará el repositorio, lo anulará y borrará los paquetes instalados que provengan de este.

Y ¿Qué pasa si son compatibles?

Entonces, simplemente cambias “bionic” por “focal” y guardas los cambios.

¿Esto se ha entendido?

Repositorio compatible, cambiamos el nombre.

Repositorio no compatible lo purgamos.

¿Si? Se entiende ¡Perfecto!

Esto lo hacemos para cada uno de los repositorios que hay en la lista (los que acaban en “.save” los podéis ignorar).

¡Mira! Al decir eso te he ahorrado la mitad de la faena.

Actualizar la distribución

Hecho todo esto ya podemos actualizar. Primero hacemos el update:

sudo apt update

Si hemos hecho bien el tema de los repositorios, simplemente procedemos.

Sino, vuelve a revisar los repositorios.

Y el último comando es:

sudo apt dist-upgrade

Bueno, realmente es el penúltimo, aunque ese comando te hará esperar muchísimo tiempo.

Ya que es ahí cuando empieza realmente la actualización.

Durante el proceso pueden aparecer mensajes, en esos mensajes simplemente marcas “Si” o ”Aceptar”.

Pues como cuando Homero Simpson trabajaba desde su casa y se compró un PC, cuando el ordenador le preguntaba algo, él siempre marcaba “Si”.

Durante la actualización puede haber algún problema con algún paquete.

¡No te preocupes!

Eso se suele solucionar escribiendo:

sudo apt install -y --fix-broken && sudo apt dist-upgrade -y

Y entonces el proceso continuará normalmente.

Más que nada para asegurarte de que la actualización se ha completado.

Fácil. ¿Verdad?

Mientras tanto, puedes llevarte la infusión de té contigo y dar un paseo con tu mascota.

Cuando haya acabado a ¡reiniciar!

sudo reboot now

El “reboot” reiniciará el sistema y ¡si! Esto lo hará con el nuevo kernel y la nueva distribución.

¿Te gusta mi contenido? ¡A mi sí! Si a ti también, puedes seguirme en este blog. ¡Así no te perderás ninguna entrada !

Al suscribirte a mi newsletter, aceptas la política de privacidad de este sitio web.