GUÍA completa para INSTALAR ARCH LINUX paso a paso (con Wifi o cable y en modo UEFI o BIOS)

En esta guía te voy a mostrar cuál es el procedimiento para instalar Arch Linux, así como los comandos que hay que utilizar, y para qué sirve cada uno, sea con Wifi o cable, en modo UEFI o BIOS.

GUÍA completa para INSTALAR ARCH LINUX paso a paso (con Wifi o cable y en modo UEFI o BIOS)

Publicado el 21 de mayo del 2020 a las 11:56 AM · 14 comentarios · 117.289 visitas

Arch Linux es una distribución de GNU/Linux muy robusta y muy utilizada por gente avanzada y experta en Linux. Su instalación suele ser laboriosa y requiere el uso de comandos para completarla.

En esta guía te voy a mostrar cuál es el procedimiento para instalar esta distribución de Linux, así como los comandos que hay que utilizar, y para qué sirve cada uno.

Te prometo que si estás algo familiarizado/a con los comandos, te resultará bastante sencillo completar la instalación.

Requerimientos de Instalación

Para poder proceder con la instalación, necesitas una serie de requerimientos a cumplir.

  • Ordenador de 32 bits o 64 bits.
  • 530 MB de RAM cómo mínimo
    • Si instalas un entorno gráfico (escritorio), necesitarás más memoria RAM según el que hayas escogido.
    • Se recomienda al menos 1GB – 2GB de RAM para entornos gráficos.
  • 2 GB de espacio en disco como mínimo
    • Igual que la memoria RAM requerida, según la cantidad de paquetes que vayas a instalar, necesitarás más.
    • Se recomiendo tener unos 10GB – 20GB si utilizas un entorno gráfica, así como si pretendes instalar varios programas/paquetes.
  • Conexión a Internet para descargar los paquetes necesarios (sea WIFI o Ethernet)

Cumpliendo estos requisitos, así como las recomendaciones, no deberías de tener ningún problema al instalar este distribución 🙂

Descargar Imagen de Instalación

Antes de proceder con la instalación necesitarás la imagen ISO del instalador de Arch Linux.

Esta la podrás descargar desde la página web oficial de Arch Linux.

Desde la página de descargas, se te ofrecen varios métodos para descargar la imagen ISO.

  • BitTorrent: Descargar la imagen ISO desde un Torrent. Lo puedes hacer a través de un enlace magnético (magnetlink ) o a través de un fichero Torrent (torrent file ).
    Para este método necesitarás un gestor de descargas Torrent. Puedes utilizar qBitTorrent, por ejemplo.
  • Enlace HTTP directo: Otro método de descarga que puedes utilizar son los enlaces HTTP directos.
    En este caso, tendrás que buscar un «mirror», es decir, un servidor de descargas cerca de la zona dónde vives y descargar directamente la imagen ISO. Cuánto más cerca esté de ti el «mirror», más rápida será la velocidad de descarga.

La imagen ISO que vayas a descargar será de arquitectura x86_64.

Esto significa que la imagen es compatible tanto para PC de 32bits (x86/i386) como con PC de 64bits (x64/amd64). El formato del archivo a descargar es «.iso».

Este archivo ISO, el cual contiene el instalador de Arch Linux, tendrás que grabarlo en una unidad USB, para posteriormente, ejecutarlo en el PC desde la BIOS/UEFI.

Grabar archivo ISO en una Unidad USB

Ya sea desde Windows o desde GNU/Linux, necesitarás grabar la ISO a la unidad USB mediante un programa que te permita hacerlo. Hay varios programas como Unetbootin o Balena Etcher que te permiten grabar imágenes ISO en unidades USB fácilmente.

Yo lo que te recomiendo es que utilices Balena Etcher, pues es multiplataforma y muy sencillo de utilizar.

Primero necesitarás seleccionar la imagen ISO haciendo clic en «Flash from File» y posteriormente, haciendo clic en «Select Target» para seleccionar una unidad USB.

La unidad USB es recomendable que sea de 4GB y 8GB de capacidad.

Finalmente, haciendo clic en «Flash!», el programa empezará a grabar la imagen ISO en la unidad USB. Cuando finalice, ya podrás inicializarla.

Iniciar instalador de Arch Linux

Lo siguiente que harás es iniciar el instalador de Arch Linux desde la unidad USB que acabas de grabar.

Para ello es importante que esté conectada a tu PC (si utilizas un PC de sobremesa, es recomendable conectarla detrás, y si la unidad es USB 3.0, mejor en un puerto USB 3.0 para tener la máxima velocidad).

Al iniciar el PC, justo en el mensaje de la BIOS/UEFI, tendrás que presionar la tecla de activación del menú de seleccionar de dispositivo (esta suele ser distinta, según el modelo de tu PC)

En el caso de un laptop HP con UEFI, necesitarás presionar la tecla ESC varias veces, hasta que aparezca esto:

Acto seguido, tendrás que presionar la tecla F9 para acceder a «Boot Device Options».

Y seleccionar la unidad USB. Si tu PC es UEFI, podrás iniciarla en modo UEFI o modo Legacy (BIOS), en caso contrario, se iniciará en modo BIOS.

A continuación, os aparecerá ¡esto!

Le dais a la opción «Boot Arch Linux (x86_64)» para proceder.

Primeros pasos

Una vez hayas iniciado el instalador de Arch Linux, te aparecerá una linea de comandos en Bash, en la cual, podrás empezar a ejecutar comandos.

La linea de comandos tendrá un aspecto similar a esto:

root@archiso ~ #

Configurar Teclado

Antes de empezar a escribir comandos para realizar la instalación, como los paquetes a instalar o el particionado del disco, es importante tener bien configurado la distribución del teclado. Ya que, en caso contrario, al presionar ciertas teclas, estas no corresponderán a lo que aparezca en pantalla.

Esta configuración no es permanente, pues solo será efectiva durante la sesión que mantengamos durante la instalación. Luego, necesitaremos configurarla para que sea permanente en nuestro sistema.

Si eres de España, tendrás que establecer el teclado en Español de España:

root@archiso ~ # loadkeys es

En cambio, si eres de Latinoamérica, tendrás que configurarlo de la siguiente forma:

root@archiso ~ # loadkeys la-latin1

Esto hará que tu teclado hable el «mismo idioma» que tu.

Si no eres de España ni de Latinoamérica, tendrás que buscar cuál es la distribución de tu teclado:

root@archiso ~ # localectl list-keymaps | less

Este comando te mostrará una lista de todas las distribuciones de teclado disponibles. Podrás utilizar cualquiera de las que aparezcan juntamente con el comando loadkeys.

Ahora si que si, ya podremos empezar a escribir comandos sin tener problemas con el teclado. Lo siguiente es tener conexión a Internet.

Conexión a Internet con Cable

Si tu ordenador está conectada a Internet vía un cable RJ45, lo más probable es que ya tengas la conexión establecida, y por ende no necesites realizar ningún paso.

Para comprobar si tienes conexión a Internet puedes ejecutar el siguiente comando:

root@archiso ~ # ping google.com

Al hacerlo, debería de aparecer, de forma continuada, los paquetes que son enviados, así como el tiempo que tarda en responder el servidor. Si es así, significa que tienes conexión, en caso contrario, te aparecerá un mensaje de error, «timeout» o «network is not reachable».

Para cancelar la ejecución de este comando presiona Ctrl + C.

Conexión a Internet con Wi-Fi

En cambio, si estás utilizando Wi-Fi para conectarte a Internet necesitarás realizar pasos adicionales.

No te preocupes que te lo explicaré a continuación en esta guía.

Lo primero que tendrás que hacer es ver cuáles son las interfaces que tenemos disponibles en nuestro ordenador, entre ellas, el dispositivo Wi-Fi.

Para consultar la lista ejecuta lo siguiente:

root@archiso ~ # ip link

Al ejecutar este comando se te mostraran varias interfaces, es decir dispositivos, para conectarte en Internet. Entre ellos debería de haber uno llamado “wlan0”.

A continuación tendremos que activar este dispositivo para poderlo utilizar,  para activarlo ejecutamos el siguiente comando:

root@archiso ~ # ip link set wlan0 up

Recuerda que en mi caso es «wlan0«, pero no tiene porque ser siempre así, por eso hemos ejecutado ip link para consultarlo, y quizás tengas que adaptar los comandos según el nombre de tu dispositivo.

Si el dispositivo se ha activado correctamente entonces podremos proceder. En caso de que no esté activado, significa que habido algún error al intentar activar el dispositivo.

Para comprobar si el dispositivo ha sido encendido volvemos a ejecutar el comando anterior:

root@archiso ~ # ip link

Al hacerlo, debería de aparecer junto a la interfaz, es decir juntamente con el dispositivo “wlan0”,  la palabra “UP”.

Una vez tengamos el dispositivo encendido tendremos que escanear las redes Wi-Fi que tenemos cercanas y conectarnos a una de ellas.

Para realizar un escaneo de las redes Wi-Fi tendremos que ejecutar el siguiente comando:

root@archiso ~ # iwlist wlan0 scan

Este comando mostrara una lista completa con todas las redes Wi-Fi que tenemos cercanas, así como el nombre de cada una de ellas.

El nombre de la red Wi-Fi juntamente con la contraseña es lo que tendremos que utilizar a continuación para conectarnos.

Conectarse a una red Wi-Fi sin Contraseña

Para conectarnos a una red Wi-Fi que no tenga contraseña, es decir, que se trate de una red abierta, tendremos que utilizar el siguiente comando, proporcionando el nombre ESSID de la conexión.

root@archiso ~ # iwconfig wlan0 essid PerezWifi

«PerezWifi» es el nombre de mi conexión Wifi, tú, tendrás que buscar, con el comando anterior, cuál es el nombre de la tuya.

Conectarse a una red Wi-Fi con contraseña WEP

En cambio, si la red Wi-Fi a la cual nos queremos conectar tiene contraseña, es decir, es una red protegida utilizando protocolo WEP cómo encriptación, tendremos que utilizar el mismo comando pero proporcionando una contraseña.

root@archiso ~ # iwconfig wlan0 essid PerezWifi key s:Contraseña

 En este caso, se le añade «key s:» y «Contraseña» sería la contraseña de tu red wifi.

Conectarse a una red Wi-Fi con contraseña WPA

Si la red Wi-Fi a la cual nos queremos conectar utiliza protocolo de encriptación WPA o WPA2, entonces tendremos que ejecutar dos comandos.

En mi caso, como habéis podido observar en la imagen anterior, mi red Wifi (PerezWifi) tiene encriptación WPA, y por ende, es el método que tendré que utilizar.

El primer comando es para configurar la contraseña que vamos a utilizar y el ESSID, y la guardamos en un archivo de configuración, por ejemplo “/etc/wifi”:

root@archiso ~ # wpa_passphrase PerezWifi Contraseña > /etc/wifi

El comando wpa_passphrase sirve para generar el fichero de configuración WPA, el cuál utilizaremos posteriormente para conectarnos. Este comando tiene varios argumentos:

Dónde PerezWifi es el nombre de la red Wi-Fi (ESSID), “contraseña” es la contraseña de esta red Wi-Fi y “/etc/wifi” es el fichero de texto dónde está guardada la configuración que acabamos de establecer.

El fichero «/etc/wifi» que se ha generado podéis visualizarlo con el comando:

root@archiso ~ # cat /etc/wifi

A continuación tendremos que conectarnos a esta red Wi-Fi utilizando el fichero de configuración que hemos generado, para ello tendremos que ejecutar el siguiente comando:

root@archiso ~ # wpa_supplicant -B -i wlan0 -D wext -c /etc/wifi

El comando «wpa_supplicant» sirve para conectarnos a una red Wifi que utilice WPA/WPA2 como método de encriptación.

El argumento -B indica que el comando será ejecutado en segundo plano. Esto evita que aparezca el «log» en la linea de comandos.

El argumento -i sirve para especificar el nombre de la interfaz wifi, en este caso, «wlan0».

El argumento -D indica el «driver» o controlador a utilizar, en este caso, utilizo «wext».

Finalmente, el argumento -c sirve para indicar el archivo de configuración a utilizar, en este caso, «/etc/wifi», el cual hemos generado con el comando anterior: wpa_passphrase.

Finalizar conexión Wi-Fi

Una vez hayamos realizado la conexión, según el tipo de contraseña de la red Wi-Fi, tendremos que finalizar la y establecer una negociación IP. Esto puede parecer muy complicado, pero realmente no lo es, pues sólo tenemos que ejecutar un único comando:

root@archiso ~ # dhclient

El comando dhclient sirve para realizar la negociación IP, es decir, para obtener una dirección IP local y una dirección DNS automáticamente. Sin este comando, aun estando conectados a la red wifi, no tendríamos conexión a Internet.

Hecho esto, ya tendríamos conexión vía Wi-Fi,  lo cuál podemos comprobar de igual manera que si utilizáramos cable con el comando “ping”:

root@archiso ~ # ping google.com

Particionar disco

Una vez nos hayamos conectado a Internet, ya sea por cable o por Wi-Fi, podemos empezar a realizar los primeros pasos, así como el formateo y particionado del disco dónde vamos a instalar Arch Linux.

La creación de particiones en el disco es algo un tanto personal y va a depender del usuario.

No es lo mismo realizar una instalación en la que se quiera conservar Windows y por ende instalar Arch Linux juntamente con Windows en dual boot que realizar una instalación totalmente limpia, con Arch Linux como único sistema.

También es importante saber si el ordenador está utilizando BIOS o si está utilizando UEFI, así como el tipo de tabla de particiones que tenga el disco, pues ésta puede ser MBR o GPT.

Las tablas de partición MBR suelen ser utilizadas cuando el ordenador utiliza BIOS.

Por otro lado, si el ordenador es UEFI, lo típico es que utilicé una tabla de particiones GPT, aunque también sería compatible con tablas de partición MBR.

Identificar BIOS/UEFI

Antes de empezar, es importante conocer si nuestro PC utiliza BIOS o UEFI. Pues si utilizamos UEFI, podremos utilizar un disco MBR o GPT, en caso contrario, si es BIOS, el disco tendrá que tener una table de particiones MBR.

Podemos consultar fácilmente si nuestro ordenador utiliza UEFI con el siguiente comando:

root@archiso ~ # ls /sys/firmware/efi/efivars

Si aparece una lista con varios identificadores es porque, efectivamente, estás utilizando un ordenador con UEFI.

De lo contrario, estarías utilizando un ordenador con BIOS.

Identificar tipo de tabla de partición

Si vamos a realizar una instalación limpia de Arch Linux, no hace falta saber cuál es el tipo de tabla de particiones de nuestro disco, ya que lo que haremos es crear una nueva, teniendo en cuenta si nuestro PC es BIOS o UEFI.

Para saber si nuestro disco duro utiliza MBR o GPT cómo tabla de particiones,  podemos utilizar el comando:

root@archiso ~ # cfdisk

Si el disco actualmente tiene una tabla de particiones, al ejecutar este comando, nos mostrará información del disco, así como el tipo de tabla de partición, que sería el dato que nos interesa. 

  • Si la tabla de partición es MBR, aparecerá identificaba como “dos” bajo la etiqueta “lebel”.
  • Si la tabla de partición es GPT, aparecerá identificada como “gpt” bajo la etiqueta “lebel”.

Si no aparece la información mencionada y en su lugar aparece un menú para crear una tabla de particiones, es porque el disco no tiene ninguna tabla de particiones. En este caso, podríamos decir que estamos utilizando un disco «virgen«.

Por otro lado, si el disco está utilizando una tabla de particiones GPT  pero nuestro ordenador no es UEFI,  es decir es BIOS,  el disco sería incompatible con nuestro hardware y, por ende, tendríamos que borrar la tabla de particiones y crear una tabla de particiones nueva de tipo MBR.

Crear tabla de particiones

Si queremos borrar todo lo que hay en el disco instalar Arch Linux como único sistema operativo tendríamos que borrar todo el disco ( a no ser que quieras conservar alguna partición actual).

Para ver una lista de todos los discos duros que tengas conectados en tu sistema puedes ejecutar el siguiente comando:

root@archiso ~ # fdisk -l

Los discos aparecerán en una lista identificados como “/dev/sda”, “/dev/sdb”, etc. Si tienes un sólo disco conectado en tu sistema, lo habitual es que éste sea identificado como “/dev/sda”.

Para empezar a crear una tabla de particiones una vez hayamos identificado el disco duro que vamos a utilizar, utilizaremos el comando:

root@archiso ~ # fdisk /dev/sda

A continuación nos aparecerá una utilidad en la cual podemos ejecutar comandos para formatear y particionar el disco.

Con esta utilidad podemos crear una tabla de particiones nueva, presionando sus correspondientes letras:

  • Para crear una tabla de particiones MBR, escribiremos la letra “o”.
  • Para crear una tabla de particiones GPT, escribiremos la letra “g”.

Finalmente para guardar los cambios en el disco escribimos la letra “w”

Adicionalmente también puedes crear la tabla de particiones,  en caso de que no haya ninguna en el disco,  con el comando “cfdisk”

root@archiso ~ # cfdisk

Crear particiones

La utilidad “cfdisk” nos permitirá crear fácilmente las particiones que necesitemos en nuestra unidad de almacenamiento.

Partición boot (/boot)

La primera partición que necesitaremos es la partición boot (/boot) en la cual se almacena Grub, el cargador de arranque, para poder iniciar el sistema operativo.

Esta partición necesita unos 512 MB, pues suele ser una partición pequeña.

Para crear una partición seleccionamos la opción “[New]” y a continuación especificamos el tamaño de la misma “512M”.

Partición boot (BIOS)

Si estás utilizando un ordenador con BIOS y por ende una tabla de partición MBR, entonces tendremos que marcar la opción «Primary», ya que esta partición es importante.

Acto seguido, también tendrás que marcar la opción “[Bootable]”, para que esta partición sea la de arranque.

Al haber hecho esto, debería de aparecer un asterisco «*» en la columna «Boot» en la partición creada.

Una vez hayamos establecido todos estos parámetros seleccionamos “[Write]”, para guardar los cambios.

Partición boot (UEFI)

Por otro lado si estás utilizando UEFI y la tabla de partición es GPT,  seleccionaremos en el menú de opciones la opción “[Type]”.

Nos aparecerá una lista para establecer el tipo de partición:

Seleccionaremos «EFI System» para indicar que esta partición es la partición EFI. La partición EFI es la que utilizan los PC con UEFI para acceder a los archivos necesarios para bootear (iniciar) un sistema operativo. La partición debería de quedar así:

Una vez hayamos establecido todos estos parámetros seleccionamos “[Write]”, para guardar los cambios.

Partición del sistema (/)

Lo siguiente que tendremos que hacer es crear la partición dónde se guardarán los archivos del sistema, es decir, la partición raíz.

Yo, te recomiendo que esta partición sea de 12GB como mínimo,  aunque lo recomendable es que le asignes más espacio, especialmente si quieres instalar varios programas. Personalmente recomiendo que está sea de unos 20GB. Aunque esto, finalmente, dependerá de ti.

Para crear esta partición hacemos lo mismo que hemos hecho con la partición anterior, seleccionando la opción “[New]”.

Especificando el tamaño de la misma, por ejemplo “20G”,

Y como tipo “primary” (si usas table MBR).

Finalmente seleccionamos la opción “[Write]“  para guardarla.

Partición de datos (/home)

De igual modo que hemos hecho con la partición del sistema, tenemos que crear una partición dónde estarán nuestros datos, así como los archivos personales, imágenes, documentos, vídeos, etcétera.

Está partición suele estar montada en “/home” y el tamaño de ésta va a depender del usuario, es decir, del espacio que vaya a necesitar para sus archivos personales.

Esta partición, al «no tener tanta importancia«, puede ser primaria (primary) o extendida (extended).

Partición de intercambio (SWAP)

Esta partición es para el intercambio, y se suele llamar SWAP. La creación de la misma es totalmente opcional, pues el espacio de intercambio puede crearse en una partición del disco o en un archivo.

Si decidimos de crear esta partición tendremos que seleccionar la opción “[New]”

Y asignarle un tamaño equivalente a la memoria RAM que tengamos.

Si por ejemplo nuestro ordenador tiene 4GB de memoria RAM pues esta partición será de “4G”.

 De igual modo que hemos hecho con las anteriores particiones, seleccionamos la opción “primary”:

Aunque, en ésta, tendremos que cambiar el tipo de partición, seleccionando el comando “[Type]

Y marcando opción “82 Linux swap / Solaris”.

Finalmente para guardarla seleccionamos el comando “[Write]”.

Hecho todo esto ya tendremos todas las particiones necesarias para nuestro nuevo sistema.

 Para salir de esta utilidad, seleccionamos la opción «[Quit]«.

Formatear particiones 

Ahora ya tenemos listas las particiones que vamos a necesitar, pero tendrán que ser formateadas para poderse utilizar.

Si estás utilizando UEFI, tendrás que formatear la partición «boot» con el siguiente comando:

root@archiso ~ # mkfs.vfat -F32 /dev/sda1

Ya que las particiones EFI han de ser FAT32 para que la UEFI pueda leerlas.

Si, de lo contrario, utilizas BIOS, la partición «boot» tendrás que formatearla con el siguiente comando:

root@archiso ~ # mkfs.ext2 /dev/sda1

La partición del sistema y la partición de datos tendrán que ser EXT4, para formatearlas ejecuta este comando:

root@archiso ~ # mkfs.ext4 /dev/sda2
root@archiso ~ # mkfs.ext4 /dev/sda3

Recuerda que estos comandos son ejemplos, dónde «sda1«, «sda2» y «sda3» son orientativos, pues en tu PC, las particiones pueden tener números diferentes. Recuerda que puedes consultarlos con el comando «cfdisk«.

Ten cuidado al ejecutar estos comandos, pues solo tendrás que ejecutarlos en las particiones nuevas que hayas creado.

Si estás instalando Linux juntamente con Windows, ten cuidado de no formatear la partición de Windows o cualquier otra partición donde tengas datos almacenados.

Por eso también es importante crear copias de seguridad antes de realizar estas cosas.

Formatear área de intercambio

Si hemos creado una partición de intercambio tendremos que formatearla y activarla.

Para formatear está partición ejecutamos el siguiente comando:

root@archiso ~ # mkswap /dev/sdaX

Dónde la X es el número de la partición el área de intercambio.

Finalmente, si queremos activar el área de intercambio, tenemos que ejecutar el siguiente comando:

root@archiso ~ # swapon

Fácil. ¿ verdad? ¡Pues eso es todo! Ahora ya podemos proceder a montar las particiones.

Montar particiones

Para poder utilizar las particiones que hemos creado tendremos que montarlas.

La partición raíz (/) está siendo utilizada por la ISO del instalador de Arch Linux. Por eso mismo motivo, tendremos que utilizar, temporalmente, un directorio diferente para montar nuestro sistema.

El sistema lo montaremos en el directorio «/mnt», y bajo este, iremos montando los subdirectorios del sistema que vamos a crear.

Montar las particiones va a depender, un poco, si hemos creado un disco con particiones MBR (BIOS) o si las particiones son GPT (UEFI), especialmente con la partición «/boot».

Montar partición del sistema

Primero montaremos la partición del sistema, que básicamente será la raíd de todos los demás directorios.

Recuerda que el nombre de las particiones (sda1, sda2, sda3, etc) son orientativas y, en tu caso, pueden ser diferentes.

En mi caso, las particiones creadas y que utilizaré como ejemplo, son estas:

  • /dev/sda1 : Partición boot, montada en /boot (BIOS) o en /boot/efi (UEFI) de 512MB.
  • /dev/sda2 : Partición del sistema, montada en / de 8GB.
  • /dev/sda3 : Partición de datos, montada en /home de 8GB.
  • /dev/sda4 : Partición de intercambio de 3.5GB.

Empezamos montando la partición del sistema:

root@archiso ~ # mount /dev/sda2 /mnt

En mi caso, «/dev/sda2» es la partición que yo había creado para el sistema raiz.

Hecho esto, procederemos a montar el resto de particiones.

Montar partición boot (BIOS)

Antes de montar la partición, es necesario crear los directorios necesarios en la partición «/mnt»:

root@archiso ~ # mkdir /mnt/boot

Creado el directorio «/boot», podremos montarlo:

root@archiso ~ # mount /dev/sda1 /mnt/boot

En mi caso, «/dev/sda1» es la partición que yo había creado para el boot, así como para el cargador de arranque Grub.

Montar partición boot (UEFI)

En caso de estar utilizando UEFI, de similar modo al BIOS, creamos los directorios necesarios:

root@archiso ~ # mkdir /mnt/boot
root@archiso ~ # mkdir /mnt/boot/efi

Como puedes ver, en este caso, son dos directorios. A continuación montamos la partición «boot», en mi caso «/dev/sda1» en el directorio EFI.

root@archiso ~ # mount /dev/sda1 /mnt/boot/efi

Hecho esto, ya tenemos la partición boot preparada. Procedamos con la partición de datos.

Montar partición de datos

Tengas BIOS o UEFI, la partición de datos «/home» se monta de la misma manera.

Primero creamos el directorio «/home» dentro del directorio «/mnt»:

root@archiso ~ # mkdir /mnt/home

Y finalmente montamos la partición de datos, en mi caso es «/dev/sda3»:

root@archiso ~ # mount /dev/sda3 /mnt/home

Hecho todo esto, ya tenemos todas las particiones montadas. A no ser, que hayas creado particiones adicionales, aunque estas son las más importantes.

Crear sistema de directorios y ficheros

Una vez ya tenemos las particiones creadas y formateadas, y además, montadas en el sistema, ya podemos empezar a trabajar con ellas, así como empezar a crear el sistema de directorios y ficheros.

Podríamos decir que AHORA es cuándo empieza realmente la instalación del sistema, la cual tendremos que realizar con un comando que se llama “pacstrap”.

Con este comando tenemos que especificar qué paquetes necesitaremos como mínimo para que éste funcione.

Los paquetes que vamos a necesitar son:

  • linux El Kernel del sistema.
  • linux-firmware Firmware para el hardware del sistema.
  • base Paquetes base.
  • nano Editor de texto.
  • os-prober Necesario si tenemos Windows en otra partición.
  • grub Cargador de arranque.
  • networkmanager Gestor de conexiones.
  • dhcpcd Cliente DHCP.
  • xterm Terminal de comandos.
  • efibootmgr Necesario si utilizas UEFI.

Para instalarlos utilizamos el comando “pacstrap”, especificando el directorio donde tenemos montado el sistema “/mnt” y la lista de los paquetes que vamos a instalar separados con un espacio:

root@archiso ~ # pacstrap /mnt linux linux-firmware base nano os-prober grub networkmanager dhcpcd xterm efibootmgr

Adicionalmente, si estamos utilizando una tarjeta Wi-Fi para conectarnos a Internet, tenemos que instalar algunos paquetes adicionales, siendo estos los siguientes:

  • netctl Cliente para conectarse a las redes Wifi.
  • wpa_supplicant Necesario para redes Wifi WPA.
  • dialog Simplemente necesario.
root@archiso ~ # pacstrap /mnt linux linux-firmware base nano os-prober grub networkmanager dhcpcd xterm efibootmgr netctl wpa_supplicant dialog

Al ejecutar estos comandos se descargarán todos los paquetes que hayamos especificado, y por ende, tendremos que esperar a que termine la descarga, así como la instalación de los mismos.

Guardar particiones

En GNU/Linux, las particiones, así como sus puntos de montajes son almacenados en un fichero dentro del directorio «etc». Este fichero es «fstab».

Al haber creado nuestro sistema base, lo más probable es que este fichero esté vacío o no exista, pues necesitaremos generarlo.

Para generarlo podemos utilizar un comando llamado «genfstab» el cuál nos lo pone bastante fácil.

root@archiso ~ # genfstab /mnt >> /mnt/etc/fstab

Con este comando hay que especificar cuál es el directorio que hemos utilizado para montar nuestro sistema, es decir, el directorio «/mnt».

El comando en si genera un texto, este hay que guardarlo utilizando «>>» en el fichero ubicado en «/mnt/etc/fstab».

Podemos visualizar el texto del fichero generado con el siguiente comando:

root@archiso ~ # cat /mnt/etc/fstab

En este fichero debería de haber 3 particiones montadas (/, /boot, /home). En la foto sólo aparecen 2 porque el en vídeo que publiqué en YouTube sólo hice la partición raíz y la partición de datos.

Acceder al sistema recién instalado

Hecho todo esto, ya deberíamos de poder acceder al sistema de Arch Linux que acabamos de instalar con el comando «arch-chroot».

Esto nos permitirá acceder a él y por ende, ejecutar comandos dentro de este sistema. Comandos que necesitaremos ejecutar para acabar de pulir todo.

Para acceder a nuestro sistema recién instalado ejecutamos:

root@archiso ~ # arch-chroot /mnt

Puesto a que nuestro sistema está montado bajo el directorio «/mnt», deberemos especificar este directorio juntamente con el comando mencionado.

Al hacer esto, no solamente estaremos dentro de nuestro sistema recién instalado, sino también veremos que la linea de comandos a cambiado.

Ahora es así:

[root@archiso /]#

Esto es útil ya que así podremos ver fácilmente si estamos dentro de nuestro sistema Arch Linux recién instalado o si estamos fuera, en la linea de comandos del instalador ISO.

Configurar sistema recién instalado

Una vez dentro de nuestro sistema Arch Linux recién instalado podremos empezar a realizar algunas configuraciones básicas.

Asignarle un nombre al PC

Vamos a darle un nombre a nuestro sistema. Los PC suelen identificarse con un nombre, por ejemplo, el mio se llamará «KarlaPC». Este nombre es muy útil si tenemos el PC conectado en una red con varios ordenadores, así es posible identificarlos dentro de esa red local.

Para asignarle un nombre utiliza:

[root@archiso /]# echo KarlaPC > /etc/hostname

Tú, puedes ponerle el nombre que quieras, preferiblemente ha de ser un nombre con sólo letras y sin espacios.

Este nombre siempre podrás cambiárselo.

Configurar Zona Horaria

Lo siguiente es configurar la zona horaria del PC, algo que es muy importante para, posteriormente, tener la hora configurada en nuestro sistema.

Según dónde vivas, la zona horaria sera una u otra.

Para consultar todas las zonas horarias disponibles, necesitarás ejecutar el siguiente comando:

[root@archiso /]# timedatectl list-timezones

Este comando te mostrará una lista completa de todas las regiones y ciudades disponibles para establecer la zona horaria.

Al presionar ENTER podrás ir viendo detenidamente toda la lista. Si ya la encontraste, simplemente presiona la tecla «q» para salir.

Una vez conozcas tu zona horaria podrás establecerla con el siguiente comando:

[root@archiso /]# ln -sf /usr/share/zoneinfo/Europe/Madrid /etc/localtime

Como puedes ver, en mi caso es «Europe/Madrid». Tú, tendrás que cambiar eso por la zona horaria que te corresponda.

Configurar idioma

Ya tenemos la zona horaria de nuestro sistema establecida y ya le hemos asignado un nombre.

Ahora nos faltará decirle en qué idioma estará nuestro sistema.

Aquí es cuando utilizaremos «nano», el editor de texto que hemos instalado anteriormente.

Editaremos un archivo ejecutando:

[root@archiso /]# nano /etc/locale.gen

Al abrir el editor de texto nos aparecerá esto:

Tendremos que ir navegando hacia abajo en busca del idioma Español. Una vez lo hayamos localizado, podrás ver que hay varios.

Según el lugar dónde vivas, tendrás que habilitar uno u otro. Yo, por ejemplo, como soy de España, el que tendré que habilitar es el Español de España.

Este se llama es_ES. Pues habilitaré los dos que hay en la lista. Para habilitarlos simplemente le quitamos el símbolo # que hay delante.

Acto seguido guardamos los cambios del archivo presionando Ctrl + O.

Nos preguntará el nombre del fichero, este será el mismo, pues presionaremos ENTER para confirmarlo.

Finalmente presionamos Ctrl + X para salir del editor de texto.

Ahora nos faltará ejecutar un comando para que el sistema pueda leer los cambios que hemos realizado en el fichero que acabamos de editar.

[root@archiso /]# locale-gen

Y ya está. Así de fácil…

Configurar el reloj

¿Que tal si ahora ponemos el sistema en hora? Esto es muy sencillo ya que al haber configurado la zona horaria, este se pondrá en hora automáticamente al ejecutar este sencillo comando:

[root@archiso /]# hwclock -w

Esto ajustará el reloj de nuestro sistema.

Configurar el teclado

Como seguramente recordarás, al principio de esta guia, al empezar con la instalación, necesitabamos configurar la didstribución del teclado para que nuestro teclado hablase el mismo idioma que nosotros. ¿Verdad?

Ese cambio no era permanente. Pues ahora, haremos que sea permanente.

Si eres de España el comando será:

[root@archiso /]# echo KEYMAP=es > /etc/vconsole.conf
[root@archiso /]# echo LANG=es_ES.UTF8 > /etc/locale.conf

Si en cambio eres de Latinoamérica:

[root@archiso /]# echo KEYMAP=es > /etc/vconsole.conf
[root@archiso /]# echo LANG=es_MX.UTF8 > /etc/locale.conf

Como podréis observar, he utilizado es_MX.UTF8 como ejemplo. Esa sería la distribución para México. Tú, tendrás que adaptarla a tu país si eres de Latinoamérica.

Los ejemplos de las distribuciones de teclado están en el fichero que hemos configurado anteriormente. Al ejecutar locale-gen podrás visualizarlas.

Al llegar aquí, las configuraciones iniciales ya están terminadas. Ahora procederemos con instalar GRUB, el cargador de arranque.

Instalar Grub

Grub es el cargador de arranque que utilizaremos. A pesar de que lo tengamos instalado, ya que anteriormente instalamos el paquete «grub», este no está instalado del todo. Pues lo más probable es que la partición /boot no esté configurada.

Esto es muy importante porque en caso de no hacerlo, el sistema no podrá iniciar.

Según si utilizas BIOS o UEFI el comando será diferente. Si estás utilizando BIOS es tan sencillo como ejecutar:

[root@archiso /]# grub-install /dev/sda

En este comando hemos especificado la unidad de almacenamiento dónde hemos instalado GNU/Linux. En mi caso es «/dev/sda».

Importante tener en cuenta que la unidad será especificada sin ningún número, ya que no hacemos referencia a ninguna partición.

Si estás utilizando UEFI:

[root@archiso /]# grub-install --efi-directory=/boot/efi --bootloader-id='Arch Linux' --target=x86_64-efi

En este caso, hay que especificar el directorio EFI, que en este caso es «/boot/efi».

Las UEFI suelen identificar los sistemas operativos con un nombre, para especificar el nombre del sistema operativo utilizamos el argumento «bootloader-id» y el nombre «Arch Linux». Esto es más relevante si tenemos varios sistemas operativos instalados.

Finalmente especificamos que la plataforma dónde instalaremos grub es de arquitectura x86_64-efi, para indicar que además utilizamos UEFI.

Configurar GRUB

Una vez tengamos GRUB instalado, nos faltará configurarlo. Esto es automático, pues los comandos son muy sencillos.

Si has instalado Arch Linux juntamente con Windows, es necesario indicar que está Windows instalado en otra partición.

Esto es un proceso totalmente automático, aunque tendrmeos que iniciarlo con el comando:

[root@archiso /]# os-prober

Este comando lo que hace es buscar cuál es la partición de Windows e indicarle a GRUB que éste está instalado en otra partición.

Ahora, si que si, podremos actualizar la configuración de GRUB:

[root@archiso /]# grub-mkconfig -o /boot/grub/grub.cfg

Ahora ya tenemos nuestro sistema listo para que sea capaz de arrancar por si solito.

Configurar Usuarios

Seguramente estarás pensando que ya está todo listo, y de hecho casi casi lo está.

Ahora nos falta algo muy importante: Los usuarios.

Contraseña Root

El primer usuario, sin duda, es el usuario «root». Este usuario ya viene creado por defecto y es el administrador total del sistema. Puesto a que ya está creado, lo único que necesitaremos hacer es crearle una contraseña.

Esto es importante porque en ocasiones necesitaremos utilizarlo para hacer cambios en el sistema, siendo la contraseña totalmente necesaria para poder iniciar sesión con este.

Para crearla ejecutamos:

[root@archiso /]# passwd

Se nos preguntará la contraseña que queramos. Los caracteres no son visibles en pantalla y tendremos que escribirla dos veces.

Esta contraseña es recomendable que sea diferente a la de tu usuario y la puedes cambiar siempre que quieras (aunque no sepas cuál fuese la anterior).

Crear usuario personal

Por seguridad, es recomendable tener un usuario personal, sin previlegios administrativos (para eso ya está «root»).

Para crear un usuario, escogemos un nombre (en mi caso «karla») y ejecutamos:

[root@archiso /]# useradd -m karla

El parámetro «-m» sirve para indicar que este usuario tendrá una carpeta personal en el directorio «/home». Si le hemos puesto «karla» de nombre, será «/home/karla».

El nombre de usuario deberá contener sólo letras y números.

Contraseña personal

Lo siguiente es asignarle, a nuestro usuario personal, una contraseña, de igual modo que hemos hecho con el usuario «root».

Esta vez, habrá que especificar el nombre de usuario.

[root@archiso /]# passwd karla

Al establecer las contraseñas desde la cuenta «root», como en este caso, no es necesario saber cuál es la anterior. Esto es util por si queremos «resetear» contraseñas.

Reiniciar sistema

Ahora si que podemos decir que tenemos le sistema listo e instalado completamente. A no ser que quieras un entorno gráfico, por lo que entonces deberías de hacer más ajustes.

Sólo nos falta reiniciar con

[root@archiso /]# reboot now

E iniciar, desde GRUB, nuestro recién instalado Arch Linux.

Nos aparecerá una linea de comandos en la cual será preciso iniciar sesión para empezar a trabajar con nuestro sistema.

Para iniciar sesión, escribimos el nombre de nuestro usuario y su contraseña.

Con nuestra cuenta personal no podremos realizar cambios, por lo que necesitaremos elevarla como administrador. Eso se hace con este sencillo comando:

[karla@karlapc ~]$ su -

Y, escribiendo la contraseña de «root», pasaremos a ser «root» temporalmente, y así poder cambiar cualquier ajuste.

Para volver al estado inicial (sin previlegios), presionamos Ctrl + D.

Habilitar servicio de red

Lo primero que podrás observar es que no tenemos Internet, aunque esta vez será más fácil conectarnos y hacerlo permanente.

Primero habilitamos el servicio NetworkManager, el cual se encargará de gestionar nuestra red.

[root@karlapc ~]# systemctl start NetworkManager.service
systemctl enable NetworkManager.service

Si tienes conexión por cable, debería de empezar a funcionar. Recuerda que puedes comprobarlo con

[root@karlapc ~]# ping www.google.com

Si, de lo contrario, utilizas Wifi, simplemente ejecutamos los comandos iniciales para habilitar el adaptador (en caso de estar apagado):

[root@karlapc ~]# ip link
[root@karlapc ~]# ip link set wlan0 up

Recuerda que el nombre «wlan0» dependerá de cada sistema. Puede que en tu caso sea diferente, y tendrás que consultarlo con el comando «ip link».

En mi caso era «wlan0» durante la instalación, pero ahora es «wlp0s11u1».

Lo siguiente es conectarnos con el comando «nmcli», especificando el nombre de red y la contraseña.

[root@karlapc ~]# nmcli dev wifi connect SSID password contraseña

Dónde SSID será el nombre de tu red Wifi y «contraseña» la contraseña. Por ejemplo

[root@karlapc ~]# nmcli dev wifi connect PerezWifi password Pepitas32

Bonito ejemplo. ¿Verdad?

Controladores

Si lo que pretendes es instalar un servidor gráfico y por ende un entorno de escritorio, lo que necesitarás es que Arch Linux te reconozca la tarjeta gráfica. ¿No?

Esto dependerá de la tarjeta gráfica que tengas, como podrás imaginarte. Lo más probable es que ya sepas cuál estás utilizando: AMD, Intel, Nvidia, etc.

Controlador genérico

Pero si no lo sabes, siempre puedes instalar el controlador genérico.

[root@karlapc ~]# pacman -S xf86-video-vesa

Controlador Nvidia

Si, de lo contrario, estás utilizando una tarjeta gráfica para Nvidia, puedes probar «Nouveau», el controlador para éstas.

[root@karlapc ~]# pacman -S xf86-video-nouveau

Controlador AMD o ATI

Si tienes algo más de suerte, estarás utilizando AMD/ATI como gráfica, las ucales suelen tener mejor compatibilidad.

[root@karlapc ~]# pacman -S xf86-video-amdgpu amd-ucode

Eso será para las AMD, si tu gráfica es algo más antigua, entonces tendrás que cambiar «amd» por «ati».

[root@karlapc ~]# pacman -S xf86-video-ati

Controlador Intel

O, por ultimo, nos queda Intel, lo cual, tampoco está nada mal.

[root@karlapc ~]# pacman -S xf86-video-intel intel-ucode

Entornos de Escritorios

Ya tenemos la tarjeta gráfica preparada para procesar cosas, por ejemplo, gráficos.

Ahora pasemos al siguiente paso, el escritorio y el entorno gráfico en si.

Primero, instalaremos Xorg, el motor de nuestro futuro entorno gráfico.

pacman -S xorg-server xorg-xinit mesa mesa-demos

Y, hecho todo esto, lo siguiente será instalar el entorno de escritorio.

Esto dependerá de cada uno, así de los guestos y necesidades personales. Hay escritorios más ligeros que otros y escritorios más completos que otros.

Ya sabes, GNU/Linux te ofrece muchísimas posibilidades, y el escritorio no iba a ser menos.

KDE Plasma

KDE Plasma es uno de los escritorios más completos que puedes encontrar, con muchísimas opciones por defecto y aplicaciones muy completas.

Un escritorio con grandes posibilidades de personalización, y a su vez, gasta pocos recursos.

Puedes instalar escte escritorio con el paquete «plasma» y algunas aplicaciones extra con «kde-applications».

[root@karlapc ~]# pacman -S plasma kde-applications

Gnome

Gnome, por su parte, ofrece un escritorio moderno y simple a su vez. Si prefieres algo más sencillo, Gnome puede ser una buena opción, aunque este ocnsume algo más de recursos.

Al igual y de similar manera que en el caso de KDE Plasma, podrás instalar Gnome con el paquete «gnome», y si quieres algunos extras, «gnome-extra» te ofrecerá algunos extrás, como podrás haber imaginado.

[root@karlapc ~]# pacman -S gnome gnome-extra

Cinnamon

Cinnamon es una experiencia de escritorio similar a la de Windows. Con su barra de tareas y un menú inicio. Este es ideal si prefieres algo parecido a Windows y un equilibrio entre «muchas opciones» y «rendimiento». Pues es un escritorio con bastantes opciones y personalización y a su vez, consume muy poco.

Puedes instalar Cinnamon a través del paquete «cinnamon».

[root@karlapc ~]# pacman -S cinnamon

LXQT

LXQt nació como una versión derivada de LXDE preparada para dejar de lado GTK+ 2 y utilizar Qt en lugar de ello. De esta manera, este escritorio mantiene la esencia de LXDE que durante años ha conquistado a millones de usuarios y, a la vez, cuenta con Qt para brindar el mejor funcionamiento y la mayor flexibilidad posible.

[root@karlapc ~]# pacman -S lxqt

Deepin

Deepin es un elegante, fácil de usar y fiable sistema operativo doméstico de escritorio lanzado por Deepin Technology Co., Ltd. Y otras aplicaciones deepin han sido preinstaladas en deepin. Le permite experimentar una variedad de actividades recreativas, pero también para satisfacer sus necesidades diarias. Con funciones continuamente mejoradas y perfeccionadas, creemos que deepin será amado y utilizado por más y más usuarios.

[root@karlapc ~]# pacman -S deepin deepin-extra

XFCE

Xfce es un entorno de escritorio ligero para sistemas tipo UNIX. Su objetivo es ser rápido y usar pocos recursos del sistema, sin dejar de ser visualmente atractivo y fácil de usar.

[root@karlapc ~]# pacman -S xfce4 xfce4-goodies network-manager-applet pulseaudio

Budgie

Budgie es un entorno de escritorio que utiliza tecnologías de GNOME como GTK + (> 3.x) y está desarrollado por el proyecto Solus y por colaboradores de numerosas comunidades como Arch Linux, Manjaro y Ubuntu Budgie. El diseño de Budgie enfatiza la simplicidad, el minimalismo y la elegancia.

[root@karlapc ~]# pacman -S budgie-desktop

MATE

El entorno de escritorio MATE es la continuación de GNOME 2. Provee un entorno intuitivo y atractivo usando las metáforas tradicionales de Linux y otros sistemas operativos estilo Unix.

MATE está siendo desarrollado activamente para añadir apoyo para tecnologías nuevas, y a la misma vez preservar la experiencia tradicional de un escritorio.

[root@karlapc ~]# pacman -S mate mate-extra

LXDE

LXDE es un entorno de escritorio libre para Unix y otras plataformas POSIX, como Linux o BSD. El nombre corresponde a «Lightweight X11 Desktop Environment», que en español significa Entorno de escritorio X11 ligero. LXDE es un proyecto que apunta a entregar un nuevo entorno de escritorio ligero y rápido.

[root@karlapc ~]# pacman -S lxde-common openbox

Gestor de Inicio de Sesión

Finalmente necesitarás un gestor de inicio de sesión (display manger) para poder iniciar sesión (valga la redundancia) y utilizar el escritorio que hayas instalado.

Al igual que ocurre con los escritorios, hay varios a ru disposición.

GDM

GDM es un gestor de acceso para el X Window System. Es el reemplazo, elaborado por el proyecto GNOME, al XDM básico. GDM permitía a los usuarios personalizar el gestor hasta versión 2.30.0, renombrada como gdm3.

[root@karlapc ~]# pacman -S gdm
[root@karlapc ~]# systemctl enable gdm.service

LightDM

LightDM es un gestor de sesiones para X Window System, creado con el objetivo de ser ligero, rápido, adaptable a las necesidades del usuario y que funcione con diversos entornos de escritorio. Con LightDM pueden desarrollarse interfaces para inicio de sesión basadas en HTML, debido a que utiliza WebKit.2​

[root@karlapc ~]# pacman -S lightdm
[root@karlapc ~]# systemctl enable lightdm.service

LXDM

Lightweight X-Windows Display Manager: está diseñado para usarse con cualquier entorno de escritorio. Admite temas, inicio de sesión automático, fácil selección de varios idiomas y detección y uso automáticos de múltiples entornos de escritorio.

[root@karlapc ~]# pacman -S lxdm-gtk3
[root@karlapc ~]# systemctl enable lxdm.service

SDDM

Simple Desktop Display Manager es un administrador de pantalla para los sistemas de ventanas X11 y Wayland. SDDM se escribió desde cero en C ++ 11 y admite temas a través de QML. SDDM es un software gratuito y de código abierto sujeto a los términos de la GNU General Public License versión dos o posterior.

[root@karlapc ~]# pacman -S sddm
[root@karlapc ~]# systemctl enable sddm.service

XDM

XDM (en su totalidad, el Administrador de pantalla X) es el administrador de pantalla predeterminado para el Sistema X Window. Es un administrador de pantalla X básico. Se introdujo con X11 Release 3 en octubre de 1988, para admitir los terminales X independientes que acababan de salir al mercado. Fue escrito por Keith Packard.

[root@karlapc ~]# pacman -S xorg-xdm
[root@karlapc ~]# systemctl enable xorg-xdm.service
¿Te gusta mi contenido? ¡A mi sí! Si a ti también, puedes seguirme en este blog. ¡Así no te perderás ninguna entrada !

Al suscribirte a mi newsletter, aceptas la política de privacidad de este sitio web.